Casa Boado

BOIMORTO, A Coruña/La Coruña
  • Casa Rural (alquiler completo)
  • 1 - 15 ocupantes
  • desde 17.08€ persona/noche

Características del Alojamiento

Típica casa de aldea gallega de más de 200 años, situada en el centro de Galicia y en pleno Camino Norte de Santiago, a sólo una jornada en bicicleta o a dos caminando hasta Santiago.

Dispone de cinco habitaciones dobles y una individual con baño (una adaptada para minusválidos); cuatro en la casa y dos en un pajar anexo rehabilitado, sala de estar con lareira y horno, un agradable porche y un amplio jardín en el que se incluye una amplia piscina.
Se puede alquilar la Casa Completa.

Es una zona rica en patrimonio tanto cultural como natural, un lugar en contacto directo con la naturaleza e ideal para practicar senderismo, caza, pesca o simplemente descansar.

Otros detalles de interés

MEMORIA HISTÓRICA DEL EDIFICIO, CATALOGACIÓN E INVENTARIO

Las tierras de Boimorto pertenecen a lo que en Galicia se llama tierras de "montaña". Son tierras de relieve ondulado, sin llegar a constituir verdaderas sierras ni altas cumbres. La altitud oscila entre los 614 metros del Coto de Salgueiros, al sur del municipio, y las orillas del Tambre, al norte, que discurre a poco más de los 400 metros.
Una excepción la encontramos en la esquina oriental que sube por las laderas de los montes del Bocelo hasta alcanzar los 733 metros en el Coto das Amieiras.
Desde el punto de vista hidrográfico el municipio de Boimorto se halla sobre una serie de lomas divisorias de las cuencas del Tambre y el Ulla. Su actividad es casi exclusivamente agrícola y ganadera.
La antigüedad del doblamiento queda patente en los restos prehistóricos existentes en Dormeá y Sendelle. En época romana, un ramal secundario de la Vía Nova que unía Braga con Astorga, atravesaba el municipio.
La historia de Boimorto está absorbida por el próximo monasterio de Sobrado dos Monxes. De algunas de sus parroquias tenemos noticias en documentos muy antiguos como es el caso de Dormeá, que con el nombre de Dormiana figura en una adjudicación a la sede iriense en el concilio de Lugo del año 569.
Luego pasó a ser posesión del cabildo compostelano por donación de la reina doña Urraaca. Pero el poderoso monasterio de Sobrado, uno de los que ejerció más influencia en tierras gallegas, dirigió la vida y la historia de la comarca.
Las tierras de Boimorto son aptas para la práctica de la caza y la pesca fluvial. Su gastronomía se basa precisamente en los resultados de estas dos actividades. La trucha y el conejo se preparan de forma exquisitas en varias casas de comidas del municipio. También se elaboran sabrosos quesos que se comercializan con el nombre genérico de Arzúa.
Son muy numerosos los pazos registrados dentro de los límites de Boimorto, pero casi todos perdieron sus características palaciegas y se han convertido en "casas grandes" de labranza. También encuentran los especialistas y arqueólogos no pocos lugares de investigación en castros mamaos y menhires, como los de Andabao, que pasan desapercibidos para el turista en general.
El ayuntamiento de Boimorto, cuya etimología no tiene nada que ver con "buey muerto", tenía su capital municipal hasta hace poco en el lugar de A Gándar, pero fue trasladad recientemente a Os Asentos.
Es fácil descubrir en muchas de las casas de labranza esparcidas por las tierras de Boimorto restos de antiguos pazos, lo que indica una gran prosperidad en tiempos antiguos.

En la parroquia de Dormeá, una de las que más se citan en los documentos medievales, se conserva la pequeña iglesia de San Cristovo, sencillo templo románico del siglo XII. Perteneció a un monasterio femenino fundado en 1152 por doña Lupa, hija del conde de Galicia Pedro Froilaz de Traba y mujer del Conde de Monterroso don Munio Peláez. El templo es de una nave y un ábside de planta rectangular, cubierto con bóveda de cañón; se ingresa bajo un arco triunfal apuntado apoyado en semicolumnas adosadas.
En esta parroquia, al borde de la carretera general se conserva el pazo de Vilanova, conocido como A Casa Grande. Su primitiva construcción parece datar del siglo XVI. Tiene una bonita balconada angular sobre airosas columnas y balaustrada barroca. En los escudos se pueden ver los roeles de los Castro de Lemos, de quienes descienden los vinculantes de esta casa, y las fajas de los Ulloa. Perteneció desde el siglo XVII a los Prado y Saavedra. Tiene una sencilla capilla, separada del edificio por un pequeño arroyo, y una gran finca alrededor.
También tenemos la parroquia de Os Ánxeles. Esta parroquia, que según escritos se llamaba Perros y cambió su nombre al introducirse el castellano en Galicia, puesto que no tenía nada que ver con tales animales, conserva algunos restos románicos en su iglesia, de la primera mitad del siglo XII. Entre ellos el arco triunfal de ingreso al presbiterio y los canecillos que sostienen el alero del tejado.
El edificio rehabilitado, casa y edificación contigua datan según escritos del ayuntamiento de hace más de 100 años.
La vivienda constaba de un bajo con dependencias: cocina, zaguán y cuadras. La planta alta estaba destinada a dormitorios, y la edificación contigua como pajar. La típica casa de aldea gallega.
La rehabilitación convirtió las cuadras y el pajar en nuevos dormitorios.
La vivienda pertenece a la parroquia de Os Ánxeles, lugar muy característico por abundar todo tipo de prados.

AYUNTAMIENTO DE BOIMORTO

El término de Boimorto está atravesado por la carretera C-540, que es su principal vía de comunicación. Precisamente en el cruce de As Corredoiras, próximo a la capital municipal, a 36 kilómetros de Betanzos y a 9 de Sobrado dos Monxes, se divide esta carretera en dos ramales, uno de los cuales conduce a Arzúa (12 kilómetros) y el otro a Melide (15 kilómetros). Las tierras de Boimorto pertenecen a lo que en Galicia se llama tierras de "montaña". Son tierras de relieve ondulado, sin llegar a constituir verdaderas sierras ni altas cumbres. La altitud oscila entre los 614 metros del Coto de Salgueiros, al sur del municipio, y las orillas del Tambre, al norte, que discurre a poco más de los 400 metros. Una excepción la encontramos en la esquina oriental que sube por las laderas de los montes do Bocelo hasta alcanzar los 733 metros en el Coto das Amieiras.
La historia de Boimorto está absorbida por el próximo monasterio de Sobrado dos Monxes. De algunas de sus parroquias tenemos noticias en documentos muy antiguos como es el caso de Dormeá, que con el nombre de Dormiana figura en una adjudicación a la sede iriense en el concilio de Lugo del año 569.
Luego pasó a ser posesión del cabildo compostelano por donación de la reina doña Urraca. Pero el poderoso monasterio de Sobrado, uno de los que ejerció más influencia en tierras gallegas, dirigió la vida y la historia de la comarca.
Las tierras de Boimorto son aptas para la práctica de la caza y la pesca fluvial. Su gastronomía se basa precisamente en los resultados de estas dos actividades. La trucha y el conejo se preparan de forma exquisita en varias casas de comidas del municipio. También se elaboran sabrosos quesos que se comercializan con el nombre genérico de Arzúa.
Son muy numerosos los pazos registrados dentro de los límites de Boimorto, pero casi todos perdieron sus características palaciegas y se han convertido en "casas grandes" de labranza. También encuentran los especialistas y arqueólogos no pocos lugares de investigación en castros, mámoas y menhires, como los de Andabao, que pasan desapercibidos para el turista en general.
El ayuntamiento de Boimorto, cuya etimología no tiene nada que ver con "buey muerto", tenía su capital municipal hasta hace poco en el lugar de A Gándara, pero fue trasladada recientemente a Os Asentos. Es fácil descubrir en muchas de las casas de labranza esparcidas por las tierras de Boimorto restos de antiguos pazos, lo que indica una gran prosperidad en tiempos antiguos.
Próximo a la capital municipal, en una hondonada y precedido de una frondosa carballeira, encontramos el de Vieite, bien conservado y habitado, con una explotación agrícola circundante. También cerca de la capital del municipio, junto a la iglesia de Andabao, se encuentra la Casa Torre del mismo nombre, con un escudo en la fachada que mira a la carretera. Está habitada y en regular estado de conservación.
En la parroquia de Sendelle podemos ver la iglesia románica y dos pazos. El templo conserva un ábside semicilíndrico, con una gran ventana románica de amplia arquivolta y diminutas columnas, que le dan un curioso aire desproporcionado. La nave fue rehecha, pero mantuvo las sencillas puertas románicas y un reloj de sol en la esquina suroeste. Uno de los pazos de esta parroquia, el de Cuintas, conserva su viejo caserón, pero sin ningún atributo pacego.
En la parroquia de Dormeá, una de las que más se citan en documentos medievales, se conserva la pequeña iglesia de San Cristovo, sencillo templo románico del siglo Xil. Perteneció a un monasterio femenino fundado en 1152 por doña Lupa, hija del conde de Galicia Pedro Froilaz de Traba y mujer,del Conde de Monterroso don Munio Peláez.
Sus términos fueron acotados por Fernando II de León, en el año 1157. Cerca de un siglo después, el trovador Fernán Páez de Talamancos cita más de una vez en sus cantigas de maldizer al cenobio y a la entonces abadesa, su "coyrmaa" y amiga. El templo es de una nave y un ábside de planta rectangular, cubierto con bóveda de cañón; se ingresa bajo un arco triunfal apuntado apoyado en semicolumnas adosadas.
Las puertas laterales son antiguas, pero la principal se debe a un arreglo moderno. En esta parroquia, al borde de la carretera general se conserva el pazo de Vilanova, conocido como A Casa Grande. Su primitiva construcción parece datar del siglo XVI, aunque modificado posteriormente, y hoy ofrece un aspecto sobrio y rural con parte de su construcción enfoscado y otra granítico.
Tiene una bonita balconada angular sobre airosas columnas y balaustrada barroca. En los escudos se pueden ver los roeles de los Castro de Lemos, de quienes descienden los vinculantes de esta casa, y las fajas de los Ulloa. Perteneció desde el siglo XVII a los Prado y Saavedra. Tiene una sencilla capilla, separada del edificio por un pequeño arroyo, y una gran finca alrededor.
Esta parroquia, que según escritos antiguos se llamaba Perros y cambió su nombre al introducirse el castellano en Galicia, puesto que no tenía nada que ver con tales animales, conserva algunos restos románicos en su iglesia, de la primera mitad del siglo XII. Entre ellos el arco triunfal de ingreso al presbiterio y los canecillos que sostienen el alero del tejado.

Ocupación

1 - 15 plazas
Casa completa - 15 plazas máx.
ocupación
supletorias
T. Baja
T. Media
T. Alta
T. Especial
12 plazas
0
250
250
250
250
12 plazas
1
275
275
275
275
12 plazas
2
300
300
300
300
12 plazas
3
325
325
325
325
Casa completa - 15 plazas máx.
ocupación
supletorias
T. Baja
T. Media
T. Alta
T. Especial
12 plazas
0
250
250
250
250
12 plazas
1
275
275
275
275
12 plazas
2
300
300
300
300
12 plazas
3
325
325
325
325
Casa completa - 15 plazas máx.
ocupación
supletorias
T. Baja
T. Media
T. Alta
T. Especial
12 plazas
0
250
250
250
250
12 plazas
1
275
275
275
275
12 plazas
2
300
300
300
300
12 plazas
3
325
325
325
325
Casa completa - 15 plazas máx.
ocupación
supletorias
T. Baja
T. Media
T. Alta
T. Especial
12 plazas
0
250
250
250
250
12 plazas
1
275
275
275
275
12 plazas
2
300
300
300
300
12 plazas
3
325
325
325
325

Si lo deseas, puedes consultar y reservar otras casas y apartamentos rurales en A Coruña/La Coruña.
Puedes buscar más alojamientos rurales en BOIMORTO hasta encontrar el tuyo.

425
1 voto
Gráfica de barras equipamiento
400
equipamiento
Gráfica de barras actividades y servicios
200
activ/servicios
Gráfica de barras trato al cliente
200
trato al cliente
Gráfica de barras del entorno
900
el entorno
Tu opinión nos importa VOTA AQUÍ
Galería fotográfica
Síguenos en
  • IdeasRurales.com en Twitter
  • IdeasRurales.com en Facebook
  • IdeasRurales.com en Instagram

Licencia Creative Commons

Mariquilla es muy cookie y necesita tus datos para ofrecerte la mejor experiencia.
Si te parece bien, sigue navegando tranquilamente!

Icono para subir al comienzo de la página