Fuerte de San Mauricio

PALAZUELO DE VEDIJA, Valladolid
  • Apartamento Rural
  • 0 ocupantes
  • desde 25.00€ persona/noche

Características del Alojamiento

El “Fuerte de San Mauricio” se encuentra en la localidad de Palazuelo de Vedija, pueblo de la comarca terracampina de Valladolid, a media hora de la capital vallisoletana, a una hora de Zamora, Palencia y León, y a hora y media de Salamanca.

MAPA (Pinchad aquí para ver el mapa)

El “Fuerte de San Mauricio” se ubica dentro del casco urbano del pueblo, muy próximo al caño y al puente por donde trascurría la vía del tren, en una finca de más de 1200 metros cuadrados.

Consta de dos edificios, uno rehabilitado donde se encontraban las antiguas cuadras para ganado que cuenta con un apartamento para 4 plazas con cocina y baño habilitado para personas con discapacidad, y con un salón multiusos dedicado a la realización de exposiciones.

Por otra parte tendríamos el edificio principal, que cuenta en su primera planta con:
- Cinco habitaciones con baño, tres de ellas dobles una de ellas con cama de matrimonio, una triple y una cuádruple.
- Una sala de lectura en la subida de la escalera.

En la planta baja se encuentran:
- El comedor que tiene capacidad para veinte plazas.
- El salón con chimenea.
- Una sala de juegos.
- Un porche junto al comedor y otro anexo al salón.

Otros detalles de interés

El Fuerte de San Mauricio promueve diferentes rutas para dar a conocer los pueblos de la comarca, incluso para los más atrevidos saltar a conocer otras comarcas de la provincia, incluso provincias vecinas. Desde Palazuelo de Vedija establecemos cuatro rutas principales:

Ruta del sur. Ponemos rumbo sur, para tras pasar por pueblos como Tordehumos y Villagarcía de Campos, visitar la villa de Urueña, situada en un altozano, camuflada en el paisaje de los Montes Torozos, que cuenta con los restos de un castillo, varios museos como de la fundación Joaquín Díaz, y casi en su totalidad rodeada por un cinturón amurallado por el que no debemos perdernos la oportunidad de dar un paseo y contemplar la inmensidad del paisaje terracampino, los atardeceres y los amaneceres, y por último no dejar de visitar la ermita de la Anunciada, de estilos románico y mozárabe, que celebra su romería en 8 de septiembre. No muy lejos de Urueña, se encuentra el monasterio de la Santa Espina, que cuenta con dos claustros, el de la hospedería y el procesional, con una hermosa cripta, y en su iglesia podemos contemplar una reliquia de una de las espinas que llevó Jesucristo en su pasión, custodiada en uno de sus retablos laterales. Desde aquí podemos acercarnos a San Cebrián de Mazote para visitar su basílica mozárabe del siglo X, y finalizar en el pintoresco pueblo de Torrelobatón, con su impotente castillo. Para los que tengan más ganas proponer la visita al osario de la iglesia de Wamba o acercarse hasta Simancas, donde se encuentra la sede del Archivo Histórico Nacional en su castillo, o bien llegar hasta Tiedra que cuenta con uno de los castillos más antiguos de la provincia.

Ruta del este. El primer núcleo a visitar es la ciudad de los Almirantes de Castilla, Medina de Rioseco, declarada conjunto histórico-artístico, y donde se puede disfrutar desde un paseo por el Canal de Campos, o visitar sus iglesias y monasterios, las tres puertas que quedan de las seis que tuvo la muralla en otros tiempos, el museo de la Semana Santa riosecana, declarada de interés turístico nacional, o el museo de la Fábrica de harinas San Antonio, probar la gastronomía de la zona, como los pasteles de Marina por ejemplo, pasear por los jardines del Duque de Osuna, por la rúa porticada o por la Plaza Mayor con el edificio del Ayuntamiento como mayor atractivo. Conocer Medina de Rioseco requiere como mínimo de una jornada. Después nuestro siguiente destino es la villa de Montealegre, pueblo pintoresco, con casas de piedra, que tiene dos iglesias y un imponente castillo, y del que da cuentan que nunca fue conquistado. Desde aquí tenemos dos opciones, una primera sería hacer una incursión en la vecina provincia de Palencia y visitar la villa de Ampudia, lo cuál recomendamos, ya que se trata de otro pueblo pintoresco que tiene calles con soportales, la iglesia colegiata de San Miguel, el monasterio de Nuestra Señora de Alcnada y el castillo gótico donde hay un interesante museo etnográfico. La segunda sería visitar las ruinas del Monasterio de Matallan, que se encuentra a medio camino entre Montealegre y Ampudia, que cuenta con un Centro de interpretación de la naturaleza, que pertenece al municipio de Villalba de los Alcores, pueblo que también cuenta con un impotente castillo-fortaleza. Para los que más ganas tengan, desde aquí proponemos conocer el nordeste de la provincia acercándose primero hasta Trigueros del Valle, ya en tierras donde crecen las uvas del vino de Cigales, pintoresco pueblo con las ruinas de un castillo y rodeado de bodegas. Desde aquí visitar el castillo de Villafuerte de esgueva, el castillo de encinas de Esgueva, y finalizar la ruta en importante y pintoresco pueblo de Peñafiel, con su impotente castillo roquero, donde se encuentra el Museo de vino, la Plaza del Coso, sus iglesias mudéjares, y donde no se puede dejar de disfrutar de su gastronomía y artesanía. Realizar esta ruta desde Montealegre hasta Peñafiel requeriría una jornada completa.

Ruta del Norte. Desde Pazuelo con rumbo noroeste nos acercamos hasta Aguilar de Campos, cercana localidad a la que podemos llegar también por camino aprovechando así para hacer algo de deporte, y donde podemos ver las ruinas de su castillo, el rollo gótico, como lugar feudal de vallaje que fue, sus numerosas bodegas y la iglesia visigótico-mozárabe de San Andrés, y no perderse en sus fiestas de finales de verano las carreras de cintas. De Aguilar de Campos, llegamos a Becilla de Valderaduey que cuenta con un puente romano y restos de una calzada romana. Más hacia el norte se encuentra Mayorga localidad que cuenta con las fiestas del Vítor teniendo al fuego como especial protagonista, y que se celebran a finales de septiembre. Finalizamos esta ruta el Villalón de Campos, localidad de cierta importancia como cruce de caminos que es, y que puede presumir de tener el mejor rollo de España, situado muy cerca de la Iglesia de San Miguel dentro de la plaza mayor y también tiene calles soportaladas, y donde no podemos dejar de probar su gastronomía como el queso de Villalón.

Ruta del oeste. En esta ruta nos acercaríamos a tierras zamoranas visitando la villa de Villalpando donde existen varias puertas recuperadas de la muralla que tuvo en otros siglos y una plaza mayor soportalada. Más al oeste, para los amantes de la naturaleza se encuentra la Reserva Natural de las Lagunas de Villafáfila, donde pasan el invierno numerosas especies de aves, y es lugar de paso en las migraciones de cada año; existe un centro de interpretación próximo a las lagunas y varios puntos de observación de aves.

Otro tipo de rutas serían:

1º Ruta del tren burra.
Aprovechando el lugar por donde discurría la línea de ferrocarril que unía Medina de Rioseco con Palanquinos, ya en la provincia de León, y que además coincide con el sendero de gran recorrido nº 26 durante algunos kilómetros, se puede realizar actividades de senderismo y cicloturismo, siendo una ruta de dificultad baja, al no existir pendientes. Se puede contemplar el típico paisaje Terracampino que a lo largo del año cambia sus tonalidades en función de la estación en la que nos encontremos, con el mosaico de colores que forman los diferentes cultivos. Además se podrá contemplar la fauna (zorros, rapaces,...) y la flora, ya que esta ruta está salpicada por zonas aisladas de vegetación, y finalmente visitar los diferentes pueblos por los que discurre, con sus iglesias, cosobas, palomares...
Pueblos por los que discurre la ruta:
Medina de Rioseco (VA), Palazuelo de Vedija (VA), Villamuriel de Campos (VA), Bolaños de Campos (VA), Castroverde de Campos (ZA), Valderas (LE), Valencia de D. Juan (LE), Palanquinos (LE).

2º Ruta de Los Fernandines.
Discurre por el camino que va de Palazuelo de Vedija a Aguilar de Campos. Entre estos pueblos existía una cueva en la que tenían su guarida Los Fernandines, unos bandoleros que se dedicaban a robar a los ricos para atender a los mas necesitados. El lugar donde se guarecían se llamaba la Calera, y se encontraba a medio camino entre los dos pueblos. Se puede llegar hasta Aguilar de Campos y visitar su iglesia, en honor a S. Andrés, de estilo visigótico y mozárabe, el rollo gótico como lugar feudal de vasalleje, los restos de un castillo y algunas bodegas. En sus fiestas patronales aún se siguen realizando carreras de cintas, con caballos y burros.

3º Ruta del Canal de Campos.
A 5 minutos de Palazuelo de Vedija, en la denominada ciudad de los Almirantes de Castilla, Medina de Rioseco, se encuentra la dársena donde finaliza el ramal de campos del Canal de Castilla, obra de ingeniería realizada durante los siglos XVIII y XIX para el transporte de mercancías principalmente, y que se utilizó hasta la llegada del ferrocarril durante el siglo pasado. Este ramal de Campos fue el último en construirse, entre 1753 y 1849, costado sus 78 kilómetros 5 millones de reales. De los tres ramales es el de mayor longitud y es ideal para la práctica del cicloturismo y del senderismo. Sus sirgas, caminos que lo flanquean, cuentan con vegetación de rivera haciendo el trazado muy agradable y sin pendientes, pudiendo observar puentes, acueductos, esclusas, lugares pintorescos y visitar los diferentes pueblos por los que pasa.
Recorrido:
Medina de Rioseco. De interés histórico-artístico.
Abarca de Campos. Desde este pueblo nos podemos acercar a Belmonte de Campos y ver los restos de su castillo gótico.
Fuentes de Nava. Ver su iglesia con su bonita torres que llaman la “estrella de Campos”
Paredes de Nava. Visitar su templo parroquial y las reminiscencias romanas de los que posiblemente se llamó la ciudad de “Intercantia”.
Becerril de Campos. Ver ruinas de la iglesia románica de San Juan cerca del canal.
Villalumbroso.
Grijota. Aquí nace el ramal de campos.

En la dársena de Medina de Rioseco, cuando llega el buen tiempo, se alquilan bicicletas todo terreno y piraguas y además se puede dar un paseo por el canal en un barco turístico y en barca. También se puede visitar la fábrica de harinas San Antonio y las diferentes exposiciones que se realizan en uno de sus locales.

4º Ruta De Monasterio de Vega a la «Dehesa de la Aldea»

Recorrido: Salimos de Monasterio, cruzamos el Río y subimos hasta la “Dehesa de la Aldea”. Damos la vuelta y bajamos, por caminos, a la “Cañada Zamorana”, por la que regresamos.

Distancia: 17 Km.

A Pié: 4 horas

En Bici (o Caballo): 2 horas

Objetivos: Observar las estepas que se extienden por el Páramo así como su fauna asociada, dentro de la cual el ave más deseada es la Avutarda. Descubrir la “Laguna del Rebollar”, lugar de invernada de aves acuáticas, así como la Dehesa de encinas de “La Aldea”, donde yace un milenario roble.

Ida: Salimos de Monasterio en dirección al puente, cruzamos el Cea, luego la Cañada Zamorana, y cogemos el “Camino Real de Villalón de Campos a León”.

El “Camino Real” transita en línea recta y en suave ascenso durante 4,5 Km., atravesando una seudoestepa donde observamos alguna viña, y nos lleva hasta la “laguna del Rebollar”, donde en invierno encontramos gran cantidad de aves acuáticas. Tras pasar la laguna, giramos, tras 1 Km., a la izquierda, para penetrar en “La Dehesa de la Aldea”, donde debemos contemplar “El Roble” milenario, que yace muerto entre una multitud de encinas.

5º Ruta Transnacional de Palomares

Con esta ruta se pretende que el viajero conozca no solo los lugares donde se asientan estas construcciones sino también otras manifestaciones artísticas y culturales que encontramos en el recorrido.

Historia y Trascendencia

Si bien el origen del palomar lo encontramos en la tradición romana del cuidado y explotación de las palomas, no es hasta finales del s. XVIII cuando se desarrolla una verdadera cultura del palomar, como complemento a las labores propias del campo.

Esto, unido a que escritores como Machado y Unamuno lo describan en sus obras, hace que el palomar se transforme no solo en un modo de vida, sino en todo un fenómeno sociológico por la trascendencia que supone para estas tierras su simbología.

Los palomares constituyen una de las manifestaciones artísticas más importantes de la arquitectura popular, conjugan la tradición constructiva de nuestros pueblos con influencias artísticas de diferentes periodos. Su función principal es la de dar cobijo a las palomas.

Materiales: Se utilizan el tapial y el adobe, utilizando el barro como elemento principal en la edificación de los palomares y encontrándonos en las cubiertas y decoración materiales variados.

Tipos y Formas: La variedad es el denominador común en nuestro recorrido encontrándonos palomares cuadrados, rectangulares, poligonales, circulares, semicirculares, de herradura, cilíndricos, con patio, sin patio, con ornamentación, sin ella, etc…

La Paloma: Principalmente son dos las especies que viven en estos lugares: La paloma bravía ó común (coumba livia) ó la paloma zurita (coumba oenas).

Ocupación

0 plazas

Si lo deseas, puedes consultar y reservar otras casas y apartamentos rurales en Valladolid.
Puedes buscar más alojamientos rurales en PALAZUELO DE VEDIJA hasta encontrar el tuyo.

No hay ninguna
opinión aún
sobre este
alojamiento.
Se el primero en opinar!! VOTA AQUÍ
Galería fotográfica
Nuestras Ideas Rurales
Ribera del Duero: Vino y Amigos

Comenzamos el viaje con verdadero interés. Con la intriga de alguien que ha escuchado ecos cercanos que hablan de Ribera del Duero, como un lugar para 'extraviar los sentidos' ...

Síguenos en
  • IdeasRurales.com en Twitter
  • IdeasRurales.com en Facebook
  • IdeasRurales.com en Instagram

Licencia Creative Commons

Mariquilla es muy cookie y necesita tus datos para ofrecerte la mejor experiencia.
Si te parece bien, sigue navegando tranquilamente!

Icono para subir al comienzo de la página